GuidePedia

0

Lo más básico es darse cuenta que la amante jamás puede tomar el lugar de la esposa, es un tipo de relación totalmente diferente.

Por esto es altamente aconsejable que la amante esté enterada de la existencia de la esposa, y que acepte (o desee) esta situación. Una ventaja es que mientras los hombres generalmente son solidarios, las mujeres son antagónicas, rencorosas y celosas entre ellas. Por eso muchas disfrutan del rol de amante, en cierta forma se sienten "superiores" al saber que ellas saben de la existencia de la esposa mientras que esta última no se entera de nada.

Estas son las mejores amantes, porque no se enamoran, son discretas y cuidadosas. Aún así evidentemente la mayor posibilidad de fallo depende del hombre, que debe ser sumamente cuidadoso en ciertos detalles. Las mujeres tienen más sensibilidad olfativa, visual y mayor capacidad de interpretar sentimientos y emociones.

Por eso es importante no variar la rutina habitual y comportarse como de costumbre con la esposa, y cuidar bien otros detalles como:

Después de estar con la amante, cuidar de no tener el perfume o pelos de ella en la ropa. No hablo de encuentros sexuales, un simple abrazo es suficiente.

Borrar de inmediato todos los e-mail sms, etc enviados y recibidos, ya que la mejor prueba es la que no existe y es mejor evitar ... sentimentalismos.

Guardar de a poco un fondo en efectivo para utilizarlo con eventuales gastos con la amante. Nunca utilizar tarjetas.

Tener en cuenta que hasta las mejores amantes tienen la tendencia típicamente femenina de "marcar" dejando pequeños objetos personales como prensas, pañuelos, limas para uñas, etc. en poder del amante, así que hay que detectarlos y eliminarlos o guardarlos en lugar seguro.

Publicar un comentario

 
Top